Saltar al contenido

Té matcha

te matcha

También conocido como té maccha, el té matcha es un té en polvo de color verde. A lo largo de los años, ha sido muy protagonista entre los ciudadanos japoneses, a pesar de que su auténtico origen se encuentra en China.

La dinastía Song comenzó con la tradición del consumo de té matcha, que llegó a Japón a finales del siglo XII gracias a Eisai, un conocido monje budista. Aunque el té en polvo fue una de las bebidas más populares de China, conforme fueron pasando los años esta tradición se fue perdiendo y se fue arraigando mucho más a Japón.

Aunque quienes más consumían inicialmente este té en Japón eran los monjes budistas, entre los siglos XIV y XVI la alta sociedad adoptó el matcha como una bebida única para ellos. Se consideraba una auténtica delicia para el paladar, pero fueron sus propiedades medicinales las que lo convirtieron en un té tan popular.

Esta infusión es rica en antioxidantes que ayudan a prevenir los síntomas del envejecimiento. También es una buena aliada para favorecer la pérdida de peso y reducir todo tipo de inflamaciones. Se trata de un té que es muy rico en L-teanina y aminoácido relajante, además de aportar al cuerpo una buena cantidad de energía.

Si queremos tomar esta infusión al más puro estilo del ritual japonés, primero debemos depositar la infusión en un cuenco, al que se denomina chaki y acompañarlo de un dulce muy popular llamado Wagashi. A continuación te lo contamos:

¿Cómo preparar el té matcha?

Ingredientes:

  • Té matcha (una cucharada)
  • Agua (una taza)

Pasos:

  1. Cogemos un cuenco y lo llenamos de agua.
  2. Dejamos calentar el agua unos minutos y luego retiramos el agua y secamos el cuenco.
  3. Una vez que el recipiente esté seco echamos la cucharada de té matcha y añadimos el agua caliente (solo llenar la mitad del cuenco).
  4. Mezclamos bien hasta que veamos que aparece una especie de espuma de color verde.
  5. Añadimos el agua restante y removemos hasta que el té se diluya completamente.

Lo normal es que el té matcha se tome sin ningún tipo de añadido, a pesar de tener un sabor bastante amargo. Pero es fundamental tomarlo solo, para así mantener todas sus propiedades. Sin embargo, en algunas regiones existen variantes como el famoso matcha latte, al cual se le añade un poco de leche para modificar su sabor.

No te pierdas las increíbles propiedades del té verde:

Por último, saliendo del campo los remedios naturales, te recomendamos que te pases por:

5 (100%) 8 votes